sábado, 1 de noviembre de 2008













No soporto la incertidumbre.

Me crispa,
me pone de los nervios.
Me confunde.



Y es que a veces me crispas, me pones de los nervios, me confundes... ¿te puedes creer que hasta hay momentos en los que no te soporto?
Me miras y tropiezo, me miras... uy, ¡mierda!
(es increíble el estropicio que puede hacer en mi una sola mirada tuya).
Me vuelvo insoportable.


Lo increíble es que eres capaz de compensar todo esto con una simple sonrisa, o el roce de tu piel.
¿Cómo lo haces?

1 comentario:

Luisuper dijo...

qué pasa, si no tienes comentarios en el blog no lo actualizas????

venga nueva entrada ya!!! que me estoy enganchando a tu labia tricantina... XDDDD

Saludos.